Playa del Carmen

Playa del Carmen, la Capital de la Riviera Maya

Hace unos 30 años, la primera vez que pisé Playa del Carmen, no era más que un pueblo de unos 3,000 habitantes. Cuesta trabajo creerlo, pero en las décadas que han pasado, Playa se ha convertido en una pujante ciudad de casi 200,000 almas.

Es lo que hace el turismo, y son los visitantes, locales y extranjeros los que han convertido a esta antigua aldea de pescadores en el centro de una de las zonas turísticas más importantes del mundo.

Hace 100 años, Playa del Carmen apenas existía. Durante la época de los mayas tan sólo era un punto de embarcación hacia la Isla de Cozumel. Tras la llegada de los españoles, Xamán Ha fue abandonada y sería hasta principios del siglo XX que la actividad volvió a la región.

En 1908,el Presidente Porfirio Díaz otorgó una concesión para la explotación de cocoteros y árboles de chicle. Hacía 1980, Playa del Carmen presumía de 1500 habitantes.

El nacimiento de Cancún en los años 70 fue el detonante de la explosión actual de crecimiento. Playa es ahora un centro turístico por derecho propio, además de seguir siendo el punto de embarque de los ferris a Cozumel.

Playa del Carmen es la capital no oficial de la Riviera Maya. Situada a unos 50 kilómetros al sur de Cancún, sus calles y plazas de Playa del Carmen se bañan de las esplendorosas aguas del Caribe Mexicano.

De ser una población con una calle principal, un pequeño hotel y un par de fondas, Playa ha pasado a ser un conjunto de alegres paseos con una infinidad de restaurantes, bares y tiendas. Hay de todo para todos.

Coco Bongo Playa del Carmen

¿Te gustaría visitar Playa del Carmen?

En esta página encontrarás qué hacer en Playa del Carmen, todo tipo de hoteles en los que alojarte y dónde comer. Tienes una gran variedad de opciones, así que mi recomendación es echarle un ojo a todas, y así podrás comparar y tomar una mejor decisión.

Como te decía, Playa del Carmen es la capital no oficial de la Riviera Maya. Si te quedas ahí, estarás a tiro de piedra de todos los demás destinos y atracciones del Caribe Mexicano. Al ser una ciudad y no sólo un resort, tendrás muy cerca todo tipo de servicios.

Hay hoteles, restaurantes, bares, bancos, tiendas y agencias de viaje al por mayor. En Playa del Carmen encontrarás todas las comodidades de una ciudad moderna.

Hoteles en Playa del Carmen

Sería una tarea hercúlea nombrar todos los hoteles de Playa del Carmen. Tardaríamos meses en nombrarlos, y tú semanas en estudiarlos todos. Para facilitarte las cosas, hemos hecho una selección de hoteles en Playa del Carmen.

Hemos incluido varias categorías, desde hoteles de superlujo a los de mochileros. Tú tienes la última palabra. Asegúrate de tener en cuenta todos los factores: situación, precio, tipo de establecimiento (sólo adultos o familiar) y los servicios que ofrece.

Muchos de los hoteles en Playa del Carmen, así como en toda la Riviera Maya, tienen ofertas puntuales. En los enlaces que encontrarás en estas páginas, podrás hacer una amplia búsqueda. Fíjate también en la publicidad.

¿Qué hacer en Playa del Carmen?

Como decía anteriormente, Playa del Carmen es el centro de la Riviera Maya, y desde ahí se puede acceder a los muchos e interesantes atractivos de la zona. Sin embargo, Playa tiene sus propios encantos.

Playas

Para empezar, sus playas están tan cuidadas como las de cualquier área vecina. Arena tan suave como el talco y aguas cristalinas regadas por un sol cuasi eterno. Ya sea para bañarte, para pasear o para practicar algún deporte, las playas de Playa te convencerán.

En este enlace puedes ver las mejores playas de Playa del Carmen.

Playa en Playa del Carmen

Deportes acuáticos

No hay resort que se precie sin deportes acuáticos. Playa del Carmen y, en general, toda la Riviera Maya, ofrecen una amplia variedad de deportes acuáticos, para todas las edades, gustos y presupuestos.

Sin salir del centro urbano de Playa, podrás disfrutar del buceo, el esnórquel, la vela, el windsurf, el esquí acuático y más. Hay muchas empresas que organizan excursiones y ofrecen deportes acuáticos. Puedes encontrar algunas en Todo Riviera Maya, o puedes preguntar en tu hotel una vez que llegues ahí.

Playa del Carmen ciudad

No todo es playa en Playa del Carmen. La ciudad es en sí misma toda una atracción. Pasear por sus calles llenas de colorido, de galerías de arte y tiendas de souvenirs es una gozada. Por la tarde-noche, el ambiente es festivo, alegre, todos los días del año.

Todo el centro de Playa del Carmen tiene algo que ofrecer. Recorrerlo no te llevará mucho. Ahora bien, en la Quinta Avenida, la calle principal de Playa del Carmen, se concentra gente, el ambiente y la diversión.

Quinta Avenida es peatonal en casi toda su extensión. Puedes empezar tu recorrido en cualquier punto, y te verás rodeado de tiendas de las mejores marcas,  restaurantes y bares donde refrescarte con un cóctel Margarita.

Quinta Avenida Playa del Carmen

Quinta Avenida en Playa del Carmen.

Hay música, artistas disfrazados de personajes de la mitología maya con los que hacerte fotos, y mucha, mucha gente. La Quinta Avenida es un espectáculo para la todos los sentidos, y para el alma. La Quinta es toda una atracción.

Por si fuera poco, la Quinta Avenida no está muy lejos de la playa, y está bien conectada al resto de calles comerciales y zonas de entretenimiento. Sin lugar a dudas, es la arteria principal de Playa del Carmen, y no te la puedes perder.

La fiesta

México es un país de gente alegre, abiertas y hospitalarias. Como buenos latinoamericanos, a los mexicanos les gusta la fiesta casi tanto como a los turistas. Para estos últimos, las calles y plazas de Playa del Carmen están repletas de “antros”, como los locales llaman a sus garitos nocturnos.

Algunos de estos antros son legendarios, ligados íntimamente al desarrollo histórico de la Riviera Maya. Está por ejemplo el Blue Parrot, el primer bar de Playa (1982). No puedes dejar de visitar Playa Mamitas, fundado en el año 2000 y toda una institución en la zona, que además cuenta con su propio festival de música.

Si buscas un lugar donde la adrenalina y las feromonas son los ingredientes del mejor cóctel, prueba Coco Bongo. Nunca olvidarás una noche en sus pistas. Podrás celebrar un aniversario, o conocer al amor de tu vida. Todo es posible en Coco Bongo.

El clima

Playa del Carmen, como toda la Riviera Maya, disfruta de un clima subtropical semi húmedo casi todo el año. No obstante, hay una estación con mayor incidencia de lluvias, de junio a noviembre.

Estando en el Caribe, es posible que Playa del Carmen pueda ser visitado por algún huracán. Aún así, en los últimos 30 años sólo dos de estas poderosas tormentas han pasado sobre Playa.

Durante el día debes tener cuidado con los calores. Es recomendable que siempre lleves una botella de agua, aunque haya bares por todas partes. Por supuesto, no te olvides del protector solar.

Elige bien, si puedes, la mejor temporada para viajar a la Riviera Maya.

Playacar

Este desarrollo turístico es considerado como la Zona Hotelera de Playa del Carmen. Situado justo al sur de la ciudad, Playacar es un conjunto de villas y hoteles de lujo que rodean un campo de golf. En Playacar se encuentran algunos de los mejores hoteles todo incluido. Eso sí, Playacar es privado, y debes entrar por uno de sus tres accesos.

Pero Playacar vale la pena, aún si no pernocta ahí. Tiene, por ejemplo, el aviario de Xamán Ha, un centro de conservación y estudio de aves de la región con más de 30 especies. Además, Xamán Ha cuenta también con un mariposario, iguanas y pequeños mamíferos autóctonos. Todo a cinco minutos de Playa del Carmen. El aviario abre todos los días de 9:00 a 17:00 horas.

¿Cómo llegar a Playa del Carmen?

Desde el aeropuerto o ciudad de Cancún hay muchas opciones:

Autobús, que te puede costar entre 2 y 5 Euros, con una duración de 1 hora 15 minutos Aprox.

Taxi, entre 11 y 15 Euros, con una duración de 1 hora, o

Alquilar un coche, o llamar a Über.

En algunos casos, tu hotel pondrá una furgoneta en el aeropuerto, incluida en tu reserva.

En cualquier caso, una vez en la Riviera Maya, el transporte local suele ser seguro y barato. Si vas a coger un taxi, asegúrate de negociar un precio antes de subirte.